Pistolas STAR de Doble Acción

“La nueva era”

Texto y fotos: Luis Pérez de León

 

 

 

 Con el inicio de la década de 1980 la empresa Star, Bonifacio Echeverría, de Eibar, desarrollaba una nueva familia de pistolas que confirmaban una gran evolución en la saga de este tipo de armas que se había iniciado para la marca a principios del Siglo XX. Y eran modernas, seguras, robustas y funcionales.

 

El uso generalizado de las pistolas de doble acción en todo el mundo, tanto en modelos de defensa como militares, ha propiciado la investigación y desarrollo de nuevas armas basadas en este principio, que permite una mejor y más rápida disponibilidad de fuego, así como una mayor seguridad en su manejo.

La firma Star, Bonifacio Echeverría, una de las más importantes empresas dedicadas a la fabricación de armas en nuestro país y con un reconocido prestigio internacional, ha desarrollado y comercializado un modelo de doble acción especialmente concebido para uso militar y de cuerpos de seguridad, siendo también adecuado para la utilización deportiva por su robustez y precisión.

Este texto que acaban de leer era el de introducción a un artículo que escribí en diciembre de 1982 para la revista Armas, cuando estas pistolas Star de doble acción comenzaban prácticamente a darse a conocer a través de la prensa especializada en todo el mundo.

Por eso, y por mantener el mensaje que entonces difundía, no he cambiado la referencia a que esa empresa era la principal de nuestro país y de gran prestigio en el mundo entero,  algo que ya es Historia, puesto que como ustedes sabrán Star desapareció de forma tan lamentable como definitiva en 1997.

 

ternacional viene dedicando a pistolas españolas en la serie que genéricamente denomino “Lo nuestro”, y lo cierto es que, al menos en el caso de las Star, no tiene sentido que en cada uno de los artículos haga referencia histórica a esa marca, puesto que dispongo de un suficiente número de pistolas diferentes fabricadas por esa empresa, para poder ofrecerles una serie de trabajos bien detallados que reflejen la evolución en el tiempo, la técnica y la mecánica que fueron demostrándose a lo largo de los años y los modelos. Y estos de “doble acción” tuvieron una importancia fundamental, modernizando de forma radical el catálogo de la marca.

 

“La evolución necesaria”

Desde la aparición de la Walther PP (Polizei Pistole) en 1929, el mecanismo de disparo de doble acción aplicado a las pistolas tuvo que ser considerado como una importante ventaja funcional, que se continuaría en el modelo HP (P38) adoptado reglamentariamente en Alemania, siendo un mecanismo que iría progresiva e imparablemente extendiéndose por marcas y modelos por todo el mundo, aunque sin duda hubo ejemplos excepcionales que continuaron con la simple acción tradicional, y me refiero a la Colt Government 1911 y derivadas, aunque esa marca también ensayó un modelo con DA (la Double Eagle), que no logró el más mínimo exito y dejó de producirse en poco tiempo.

Y es innegable que las pistolas Star, pese a su destacable calidad y evidente alcance comercial demostrados durante décadas, dotando a estamentos militares y de policía y exportándose a muy diferentes países por mucho miles de ejemplares, necesitaba de una lógica evolución que se destacara de los diseños que se mantenían con más o menos modificaciones desde los años 20 del pasado siglo, o incluso anteriores en determinados modelos.

Pero estamos basando la evolución de esas pistolas eibarresas en buena medida por la incorporación de la Doble Acción, y creo que no está de más que comentemos mínimamente en qué consiste ese mecanismo, sobre todo porque hay nuevos y jóvenes lectores que seguro agradecerán esa explicación.

 

Mecanismo de Doble Acción

Hay quien dijo que este sistema era “una ingeniosa solución a un problema inexistente”, y era sin duda un acérrimo seguidor de la Colt 1911. Pero no se puede negar que la D.A. incrementó durante un buen número de años su presencia en incontables modelos de pistolas, si bien es cierto que una peculiar austríaca llamada Glock se encargaría desde 1982 de revolucionar el ambiente mundial de las pistolas (también en el modo del sistema de disparo), aplicando un mecanismo que es mezcla de la Doble y la simple, prescindiendo de martillo percutor y un buen número de soluciones que, sin ser verdaderos inventos propios, sirvieron para crear un arma tan especial como revolucionaria, sobre todo por la incorporación de un armazón fabricado en polímero sintético, una solución que ha ido “convenciendo” a fabricantes y usuarios a lo largo de los años hasta convertirse casi en una necesidad en determinados ambientes, y en la que incluso la marca Star llegó a participar poco antes de su desaparición, como veremos el mes próximo al tratar el correspondiente modelo, de muy escasa producción por más señas. Pero retomo el comentar en qué consiste la D.A.:

En las semiautomáticas convencionales o de Simple Acción, una vez introducido el cartucho en la recámara y puesto el martillo en posición de reposo (abatido), para efectuar el primer tiro es necesario actuar normalmente sobre el martillo  para colocarlo en posición de “fuego”. Con objeto de facilitar esa situación (el amartillamiento del arma), se ideó un sistema mediante el cual se podía llevar al martillo a la posición de fuego con una sola presión en el disparador, tal como se había hecho norma en la evolución de los revólveres. La Doble Acción permite por tanto al usuario una rápida disponibilidad del arma en condiciones de disparo y sin sin necesidad de manipulaciones en una posible urgencia.    

 

Leer más en el artículo publicado en dos capítulos en los números 61 y 62 de Armas Internacional. Puede adquirir la revista, en formato impreso o digital, desde nuestra  tienda OnLine