¡Atención! Este sitio usa cookies y tecnologías similares.

Si no cambia la configuración de su navegador, usted acepta su uso.

Acepto

Número 4: Adiós 2012

Un año para olvidar


Pensaba tratar otros temas en este primer editorial del nuevo año, de un 2013 que significa mucho para los que nos hemos propuesto llevar adelante el reto que implica esta revista.

Sin embargo, el espantoso crimen cometido por un... voy a dejarlo es descerebrado, me obliga a referirme a él, y con el máximo respeto por las víctimas y nuestras condolencias para sus familiares. Pero es que las armas vuelven a ser protagonistas
Ha sido de nuevo en EE.UU., otra vez en un colegio y, por si podía ser más terrible, veinte de los veintisiete asesinados son niños de seis o siete años. Y una vez más se reproduce el tema de la facilidad del acceso a las armas en aquel país, de la falta de control y de todos esos asuntos que ya sabemos fraccionan a la opinión pública, y no sólo la estadounidense.


04 portadaVarios estudios reflejan que existen unos 300 millones de armas en manos de los civiles allí, que los votos de los ciudadanos se reparten a favor y en contra de un mayor control, y también que más de un 80% de los varones encuestados no quieren renunciar al derecho que su constitución protege para que puedan poseer armas.
Desde luego que ya son demasiados estos hechos –sólo una muerte en estas circunstancias sería excesiva–, pero resulta que esta vez las cosas se ponen todavía más complicadas, cuando el asesino es un chaval de veinte años (sin el mínimo antecedente), del que se sabe era retraído y apasionado del uso de los ordenadores, no de las armas. Sucede también que el asesinato se ha producido en una tranquila ciudad de uno de los estados más restrictivos para las armas de los EE.UU., y todavía el tema se complica más cuando este maldito asesino comenzó por matar a su madre (que ya es todo un dato), quien poseía varias armas de forma absolutamente legal (como millones y millones de ciudadanos), armas que después le robó y utilizó para matar a veintiséis personas más. Y, la verdad, llegados a este punto me pregunto ¿Cómo se puede controlar esto?
Quizás pueda saberse más de por qué este joven llegó a hacer lo que hizo, pero otros crímenes “similares” en Estados Unidos –con toda la facilidad siempre argumentada para el acceso a las armas allí–, no me dejan olvidar la matanza que fue provocada por otro “iluminado” en Noruega en 2011, donde los muertos triplicaron los de este reciente hecho. Fue cuando Anders Breivik comenzó poniendo bombas en el centro de la ciudad, para luego, vestido de policía, matar a 76 personas, la mayoría jóvenes. ¿Y de verdad que alguien puede comparar la “facilidad” del acceso a las armas entre Noruega y los USA? Es terrible, y la estadística nos da cuenta de hechos en Alemania o Suiza (muy distintos a los EE.UU. en este asunto), o sin que se pueda olvidar la masacre de Beslán (Rusia), en 2004, donde un colegio fue tomado por terroristas musulmanes, dejando un saldo de más de 370 muertos (171 niños), unos 200 desaparecidos y cientos de heridos. Violencia y violencia... con o sin control de las armas.
Estoy de acuerdo con el presidente Obama cuando dice que habrá que buscar medios para que estas situaciones no se repitan, pero me temo que hacer más difícil el acceso a las armas legales no será por sí misma la solución, y mucho menos allí. Lo que también se demuestra una vez más es lo lamentable que resulta que estos locos o juramentados no empiecen por hacer lo que generalmente acaban haciendo, que es volarse la cabeza.
Y ojalá que el mes próximo pueda hablarles de cosas mucho más agradables, del bendito esfuerzo que tenemos por delante para hacerles llegar esta revista, y de la ilusión que ponemos en ello, gracias a todos ustedes. ¡Féliz 2013!, ante todo y pese a todo.

 

 

Luis Pérez de León
Director

Su compra

Carro vacío

botonComprarRed

boton comprar index

Galería de Anuncios

En esta ventana se reproducen los anuncios publicados recientemente en Armas Internacional, imágenes que también aparecen en Facebook/Twitter de nuestra revista, y en ambos casos sin ningún coste añadido para nuestros clientes. (Haga click para ampliar la imagen)

Buscar

Vídeos Armas Internacional

paypal

Tweets de Armas Internacional