¡Atención! Este sitio usa cookies y tecnologías similares.

Si no cambia la configuración de su navegador, usted acepta su uso.

Acepto

 

 

Este mes sin tacos… pero ¡Atentos!

Para empezar, quiero agradecer las muchas muestras de apoyo y hasta felicitaciones recibidas en nuestra redacción por el contenido del Editorial del número anterior. Reconozco que han sido una buena cantidad de e-mails y hasta comentarios en nuestra web y en Facebook; aunque les aseguro que lo que más me hubiera gustado habría sido no verme impulsado a escribirlo.
Lamento si ofendí a alguien por la cantidad de tacos e improperios (excepto a los que iban dirigidos, evidentemente), aunque para abundar en el tema las últimas horas han revelado que se ha detenido a varios yihadistas –y en distintas zonas de España–, parece que algunos perfectamente adiestrados y en situación de cometer atentados, y hasta su cabecilla con una nota manuscrita en su poder en la que se amenazaba terrible y directamente a miembros de la Familia Real de España.


31 portadaPero creo que por mi parte el tema va a quedar aquí. El propio Ministro del Interior ha pedido que no se hable más de ello y esa es más que suficiente razón para mantener ese aconsejado silencio, al menos en estas líneas que se hacen públicas, y al mismo tiempo que deseamos la mayor de las eficacias (y de las suertes), a todos los profesionales que deben enfrentarse con esa peligrosa amenaza, tan sutil y desalmada como saben generarla esos asesinos. Pero más vale que no nos olvidemos de ellos ni del peligro que implican, una situación que, no obstante, se demuestra como demasiado lejana e intangible para muchos, para demasiados, según mi punto de vista. Ojalá tengan la razón.
Nos centraremos entonces en seguir intentando ofrecerles una buena revista sobre armas (quiero decir la mejor de que seamos capaces), en la que ya saben hablaremos de cómo son y cómo funcionan, de su historia y su mecánica, de las novedades que vaya produciendo la evolución en este ambiente, aunque nunca plasmaremos artículos en los que se muestre o se enseñen ni técnicas ni tácticas que pudieran ser empleadas por delincuentes o, incluso mucho menos, terroristas. Y éstos está demostrado que ya tienen un buen número de complejos de adiestramiento repartidos en distintos continentes.
Les recomiendo, eso sí, un recorrido suficiente por el reportaje dedicado a los “medios” desplegados por las fuerzas de la Ley francesas contra los terroristas en París: impresionante, lo mismo que también la eficacia y coordinación entre los diferentes  estamentos. Pero tampoco dejen atrás el artículo dedicado a los tiradores selectos, los “francotiradores” que llamamos generalmente, aunque no sea esa su denominación más correcta en español. Pero bueno, que yo no he utilizado nunca esta página para convertirla en el sumario con los contenidos de la revista y no voy a empezar ahora, con la que es realmente la número 389 –nada menos– de cuantas he participado “en primera línea”.
Sí quiero, en cualquier caso y aunque me reitere, volver a hacerles llegar nuestro agradecimiento por seguirnos cada mes (que muchos de ustedes llevan décadas “reiterándose” al seguirnos cada mes), aunque les aseguro que han sido muchos los lectores a los que se “tragó” la crisis en los últimos años, como en tantas revistas ha sucedido, y lo mismo que han desaparecido multitud de empresas que con sus anuncios contribuían al mantenimiento de otras muchas publicaciones.
Parece que las cosas van mejor en muchos órdenes de nuestra economía, sería necio no reconocerlo, pero el “palo” que se ha llevado nuestro sector ha sido muy duro y nos va a costar resituarlo, al menos en cierta medida y a corto plazo. Mucha gente ha perdido “la afición” por la caza o el tiro, y hasta se ha visto realmente obligada a prescindir de sus armas o sus licencias, y es una situación que no se podrá arreglar en unos meses.
Además, lamentablemente no son mayoría entre los jóvenes quienes se sienten hoy atraídos por nuestro ambiente (atacado con furia, desconocimiento y demagogia día tras día), sin olvidar que Internet se encarga de generar una insostenible competencia para muchas empresas que se ven forzadas a afrontar innumerables cargas económicas que no existen para tantas “tiendas en la Red”, entre ellas los puestos de trabajo que tratan de mantener. Y qué decirles de esa misma competencia para los “medios impresos”, los que cada día tenemos que estar más presentes en lo digital, evidentemente.
Es el progreso, la evolución... y otras muchas cosas menos positivas de las que hablaremos otro día. Por hoy disfruten de este Nº 31, que nosotros estamos ya “en el futuro”.

Luis Pérez de León
(Director)

 

Su compra

Carro vacío

tiendaonline 

ANUNCIODIGITALESATRASADOS

Galería de Anuncios

En esta ventana se reproducen los anuncios publicados recientemente en Armas Internacional, imágenes que también aparecen en Facebook/Twitter de nuestra revista, y en ambos casos sin ningún coste añadido para nuestros clientes. (Haga click para ampliar la imagen)

Buscar

Vídeos Armas Internacional

paypal

Tweets de Armas Internacional