¡Atención! Este sitio usa cookies y tecnologías similares.

Si no cambia la configuración de su navegador, usted acepta su uso.

Acepto

Número 72: ¡Ojalá que nos vaya mejor!

Cuando me dirijo a ustedes aún faltan unos días para que acabe este agosto que entre calores y tormentas ha sido un tanto menos desagradable que el anterior. Eso sí, si en lo climatológico lo hemos tenido más suave, en lo que respecta a temas más que delicados e importantes, de los que incluso afectan a la Seguridad de todos, ha sido bien completito.

Lejos de ser un problema que parezca remitir, sino todo lo contrario, parece que hay quienes pretenden que los españoles hemos de acostumbrarnos a que nuestros agentes policiales sean literalmente "machacados" hasta el punto de causarles lesiones de gravedad por intentar defender nuestras fronteras, pero sin que en realidad se les permita o se les concedan medios para hacerlo realmente.

Porque se demuestra que hasta hace un tiempo las vallas de Ceuta y Melilla (las que de hecho separan África de Europa), se las saltaban un número creciente de inmigrante ilegales, mientras que ahora el verbo ha cambiado poco en lo fonético pero del todo en la práctica puesto que ahora la ASALTAN, y además a sangre y fuego, y con cal viva, y con ácido y hasta con heces y sangre. Del todo intolerable, vergonzoso, además de ilegal, no irregular como se nos dice para maquillar cínicamente la realidad.

72 portadaPero hay más mucho más, por desgracia, porque sin descanso los medios de comunicación (aunque en muchas ocasiones sea de una forma muy particular y muy lejos de refeljar todos los hechos producidos), nos dan noticia de nuevos atentados terroristas, aunque casi siempre dejando la puerta abierta a que los correspondientes asesinos podrían estar aquejados de enfermedades mentales, algo que hasta me lleva a pensar que de ser así nos enfrentamos a una empidemia más que contagiosa, y lo digo por cómo reacciona hacia ellos buena parte de nuestra sociedad, hasta absurda por su buenismo y propensión a ser manipulada.

Para colmo, una agente de policía española se ha visto obligada a impedir que uno de esos musulmanes, quizá animado por las ansias yihadistas, puede que impulsado por un mandato religioso de matar infieles (como para ellos somos la mayor parte de los seres humanos), incluso posiblemente perjudicado por una enfermedad mental, y sin duda por el suplicio de saberse rechazado –cuando no perseguido– por sus propios a causa de su homosexualidad declarada, maldita e intolerable para ellos, intentó acuchillarla y hasta dentro de su comisaría para mayor despropósito. Y sólo espero que esa policía reciba el apoyo de todos sus compañeros y de todos los ciudadanos de bien por haber actuado como lo hizo, salvando su vida y además puede que la de otras personas, y que reciba una merecida condecoración, por lo menos.

Son sólo retazos de lo que la vida nos va regalando en esta época en la que desde dentro y desde fuera se nos va acabando la capacidad de asombro, aunque algunos pensemos que nos queda mucho, ojalá que no demasiado, por ver. Porque hay que tomar decisiones muy serias y trascendentes, y tal como está el patio...

Pero no nos queda otra que seguir adelante, incluso y por supuesto cuando tenemos pendiente toda esa serie de "novedades" que pretenden regalarnos nuestras autoridades a los usuarios legales de las armas en España (que a los ilegales está claro que les preocupa poco). Aunque sabiendo cómo lo tienen en Portugal (unas líneas más adelante lo pueden leer), podría decirse que si "lo nuestro es un castigo, lo suyo es una venganza". ¡Líbranos Señor!

 

Luis Pérez de León

Su compra

Carro vacío

tiendaonline 

ANUNCIODIGITALESATRASADOS

Galería de Anuncios

En esta ventana se reproducen los anuncios publicados recientemente en Armas Internacional, imágenes que también aparecen en Facebook/Twitter de nuestra revista, y en ambos casos sin ningún coste añadido para nuestros clientes. (Haga click para ampliar la imagen)

Buscar

Vídeos Armas Internacional

paypal

Tweets de Armas Internacional